martes, 29 de diciembre de 2015

Tarjeta de Navidad 2015



   ¡Hola, gente bonita! En toda fiesta hay algo de literatura porque suele haber una pizca de tradición y un pensamiento novedoso que la envuelve y continúa de alguna manera a lo largo de los años. En este periodo navideño, he decidido compartir contigo un poquito de esa magia que para mí supone la Navidad  y empecé por nuestro Calendario de Adviento literario.

   En esta ocasión, quiero mostraros una de las tarjetas navideñas que realicé desde cero para aquellas personas tan especiales que no pueden pasar estas fiestas conmigo. La enseño tan tarde porque no quería desvelar nada ¡Hay que conservar la ilusión!

                                                ¡Tachán!                                           




   Como véis, se trata de una tarjeta en forma de bolita: ideal para que forme parte de tu decoración navideña (pongas árbol o no). Y es que estar en este cuadro cuando ya sabes que estás dentro del corazón de las personas a quienes se las envías..¡Es muy especial!

                              Todo empezó...                        

   siendo una escultura en constante movimiento en mi cabeza ¡Vale, no me enrollo! :P

    Comencé dibujando la base en cartulina blanca y cosí dos círculos más pequeños en cada cara de la tarjeta. Luego, decidí darle textura doblando una tira de papel decorado en forma de acordeón, lo aseguré en forma de círculo (del mismo tamaño que la tarjeta) y lo pegué.

    Finalmente, decoré con un ciervo dorado (lo recorté en cartulina blanca y lo coloreé con polvos de embossing), con más papel decorado, con unos lacitos acordes y con lo más importante: un mensaje hermoso y todo hecho con el corazón.


                     Próximamente...                              

   Ya verás, querido lector, que nos tiramos hasta el treinta de enero con todo esto... :D Bueno, todo en su justa medida sabe mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pon un poquito de tu arte :)